Reacción de la ISP a la Agenda de Acción acordada en Adís Abeba sobre Financiación para el Desarrollo

27 Julio 2015
Opening
El 16 de julio de 2015 concluyó la Conferencia sobre Financiación para el Desarrollo (FpD3) con la adopción de la Agenda de Acción de Adís Abeba (AAAA) sobre Financiación para el Desarrollo FFD. La Internacional de Servicios Públicos se une al movimiento sindical y a sus aliadas de la sociedad civil en su rechazo de estas conclusiones, que no transformarán ni propiciarán el futuro que deseamos.

¿La Agenda de Inacción de Adís Abeba o del Desarrollo para la Financiación?

La Agenda de Acción acaba perpetuando la cultura de la exclusión, a pesar de que afirma no dejar a nadie atrás. Debido a las enormes presiones de varios países industrializados, las negociaciones no sólo fracasaron sino que carecieron de buena fe, debido a la incompatibilidad entre los objetivos declarados de la agenda y las recetas que ofrece. La ISP y otros sindicatos creen que la AAAA carece de ambición y compromiso, deja las cosas peor que antes, presenta un déficit de diálogo social y plantea dudas sobre su seguimiento.

La AAAA no aborda la necesidad urgente de reformar el sistema tributario internacional, por lo que los masivos flujos ilícitos que salen de África a través de la evasión o la elusión fiscal, continuarán impidiendo el florecimiento de este continente. La pérdida de ingresos tributarios sobrepasa varias veces la ayuda al desarrollo; y, en los países desarrollados, las multinacionales también pagan una fracción de lo que deberían.

Rosa Pavanelli, Secretaria General de la ISP, afirma: “Necesitamos urgentemente justicia fiscal y un organismo tributario intergubernamental, bajo los auspicios de las Naciones Unidas. Consideramos inaceptable que sólo los países más ricos definan las normas tributarias y que las naciones en desarrollo no estén autorizadas a sentarse a la mesa. En Adís Abeba se perdió una gran oportunidad, pero este no es el final del camino”.

Se trata de una medida que han defendido muchos países del G77 y que respaldaron enérgicamente la ISP y los miembros y aliados de la Alianza Mundial por la Justicia Fiscal. Estamos convencidos de que establecimiento de dicho organismo tributario político en el marco de la ONU es una forma eficaz de garantizar a los países en desarrollo una mayor movilización de sus recursos nacionales, a través de políticas tributarias internacionales más equitativas.

En los meses previos a esta conferencia y a través de las negociaciones de la FpD3, la ISP ha venido advirtiendo que esta agenda podía acabar siendo sólo un vehículo para impulsar la privatización y mantener el status quo. La AAAA se compromete a “un nuevo pacto social para poner fin a la pobreza en todas sus formas y en todas partes, ofrecer protección social y servicios públicos esenciales para todo el mundo”. Sin embargo, el compromiso del acceso universal a la infraestructura social y a servicios sociales inclusivos ya formaba parte de la Revisión de la FpD de Doha. La AAAA mina el compromiso preexistente al condicionar su aplicabilidad a que sea “nacionalmente apropiado” y “fiscalmente sostenible” —lo cual es típico de las iniciativas encaminadas a imponer tasas sobre los servicios a los usuarios o sencillamente a recortarlos—.

Rosa Pavanelli continúa: “Empleos dignos con salarios decentes, protección social, acceso a los servicios públicos y sistemas fiscales progresivos y equitativos son claves para el desarrollo sostenible. Esta agenda promueve las PPP y un rol del sector privado más allá de la contribución que este puede y necesita realizar. Al mismo tiempo, esta agenda no asume como piedra de toque la responsabilidad central del Estado de proteger y garantizar los derechos humanos de su ciudadanía y del medio ambiente y de definir e implementar las estrategias de desarrollo. Hacen falta criterios incondicionales para asegurar que la intervención del sector privado esté en línea con el interés público, especialmente cuando se empleen recursos públicos para apoyar al sector privado. Reiteramos que los servicios públicos esenciales, incluidos agua y saneamiento, salud y educación, deberían quedar excluidos de los PPP, la financiación combinada y los acuerdos comerciales. El desarrollo sin servicios públicos es una misión imposible”.

Como concluyó el Grupo de Trabajo de las Mujeres sobre financiación del Desarrollo: “La AAAA podría dar la impresión de que apuesta por la igualdad de género, el empoderamiento y los derechos de las mujeres. Sin embargo, aunque la AAAA dispone en su primer párrafo el compromiso de respetar todos los derechos humanos, incluido el derecho al desarrollo, y que los Estados miembros garantizarán la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas, carece de un enfoque basado en los derechos humanos integrado, coherente y explícito”. De hecho, hacer mención de los derechos de las mujeres y las niñas no significa mucho si no se abordan las barreras estructurales de la desigualdad entre los hombres y las mujeres. Es más, la AAAA adquiere en ocasiones la inútil posición de instrumentalizar los derechos de las mujeres hablando de ellos como un medio hacia el crecimiento económico, en lugar de como un fin en sí mismo, como reconocen las normas y principios de la ONU.

El documento debilita, además, el potencial de la ONU como el organismo mundial más universal e inclusivo, ya que concentra el poder y control exclusivamente en el G7, el G20 y las instituciones de Bretton Woods. Es necesario que la ONU juegue un papel en el establecimiento de las normas mundiales y los procedimientos sobre tributación y deuda, precisamente para institucionalizar una gobernanza equitativa de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en los próximos 15 años, a partir de septiembre de este año.

“La ISP continuará en los próximos meses tomando medidas, en coalición con otros sindicatos y organizaciones de la sociedad civil, que culminarán con la adopción de la Agenda de Desarrollo para después de 2015, abogando por un enfoque centrado en las personas y los derechos humanos y que pueda realmente ofrecer una agenda transformadora. La solución para poner fin a la pobreza y salvar nuestro planeta pasa por colocar a las personas por delante de los beneficios.”

Para más información:

Para más información sobre las actividades de la ISP en la conferencia FFD3, consultar:

 

Para más información, por favor contacten con Sandra Vermuyten, Responsable de Campañas de la ISP, sandra.vermuyten@world-psi.org

Ver también