India: una coalición para frenar el avance de la privatización mediante PPP

Enero 28, 2016
Según informa Corporate Accountability International, se convoca una escalada de eventos para demostrar públicamente el fracaso de la privatización del agua en Nagpur, con el modelo de Asociaciones Público-Privadas (PPP, sus siglas en inglés) promovido por el gobierno de Modi y el Banco Mundial. Un grupo de sindicatos indios acaba de lanzar una petición global al Banco Mundial.

NAGPUR, India— El sindicato representante de los empleados municipales, Nagpur Municipal Corporation Employees’ Union (NMCEU), 25 asociaciones de la sociedad civil de Nagpur y organizaciones de toda India lanzaron a mediados de enero una campaña de eventos durante dos semanas para demostrar públicamente el fracaso de las asociaciones público-privadas (PPP, sus siglas en inglés) en Nagpur, que incluye una petición de cancelación del contrato y la remunicipalización de la explotación de los servicios de agua.

Los eventos, que forman parte de una campaña a escala nacional, están reforzados con una petición mundial, firmada ya por más de 700 organizaciones de 20 países y más de 18.000 personas.

La escalada de eventos ​—respaldados por sindicatos afiliados al Foro Indio de Acción Social (INSAF) y la Internacional de Servicios Públicos (ISP)​— es el último paso de un movimiento mundial de lucha por proteger el derecho humano al agua de las PPP y formas similares de privatización del agua.

Con esta movilización multitudinaria se quiere impedir que el gobierno del Primer Ministro Narendra Modi repita este modelo, que ya demostró su fracaso en Nagpur, en su flamante programa nacional de iniciativas de transporte urbano, favorable a las PPP. Se trata de un programa de iniciativas dirigido a un total de 600 municipios,e incluye “Ciudades Inteligentes” y la Misión Atal para el Rejuvenecimiento y Transformación Urbana (AMRUT), en el que el propio Modi aboga explícitamente por repetir el proyecto de Nagpur.

“ISP apoya al sindicato representante de los trabajadores y trabajadoras de Nagpur y a todas las organizaciones aliadas que están lanzando la voz de alarma en la India contra el equivocado apoyo del Banco Mundial a la privatización y a las llamadas Asociaciones Público-Privadas. Nos sigue desconcertando que el Banco se niegue a aprender de sus errores, de sus propias investigaciones. Tal vez, como Banco, considera que esta es una buena forma de promover créditos, a pesar de que con toda probabilidad no reducirá la pobreza. No obstante, los trabajadores y activistas sociales se esforzarán por frenar el avance de la privatización en la India”, afirma Rosa Pavanelli, Secretaria General de la ISP.

En este mismo sentido se ha pronunciado Jammu Anand, presidente de NMCEU, miembro de la ISP que se opuso a la privatización del agua del municipio de Nagpur —gestionado por la compañía Orange City Water Pvt. Ltd—. Durante los últimos ocho años, dice, “en Nagpur, las PPP han permitido a las compañías exprimir beneficios de lo que debería ser un sistema de agua público, mientras los trabajadores sufren y las familias luchan por pagar unas facturas incosteables o soportan cortes de agua que ponen en peligro la vida”. Añade que la idea de un gobierno indio “que expanda el modelo de Nagpur —una violación flagrante del derecho humano al agua— a cientos de ciudades y millones más de personas en toda la India es simplemente peligroso y coloca los beneficios corporativos por delante de la vida humana”.

Desde que una PPP gestiona el agua de Nagpur se han producido cortes de agua, se han disparado las facturas, empeoró el servicio, y se produjeron enormes retrasos en el proyecto de suministro. Estos son resultados habituales cuando se privatiza el agua, como denuncian los informes “Shutting the spigot on private water” (Cerrar la llave de paso al agua privada) y “Behind World Bank spin.” (Detrás del confusionismo del Banco Mundial) publicados por Corporate Accountability International. El caso de Nagpur cobró notoriedad internacional cuando una coalición de organizaciones de la sociedad civil concedió a Veolia, cuya filial es socio propietario a 50 % de la compañía privada que gestiona el agua de Nagpur, el “Premio Pinocho”, por violar los derechos sociales y medioambientales.

El lamentable historial de Veolia en el sector del agua ha sido ampliamente difundido, por ejemplo a través del incisivo informe “Troubled waters” (Aguas turbias). Recientemente, la fiscalía de Rumanía acusó de soborno y tráfico de influencias al Director Gerente de la filial de Veolia en Bucarest.

A pesar de los resultados desastrosos del modelo utilizado en Nagpur, el Banco Mundial lo presenta como un ejemplo de éxito. Veolia y su competidora Suez esperan beneficiarse de la expansión de la privatización del agua en toda la India. Hasta 2014, el Banco Mundial incluso tenía acciones en la filial de Veolia que explotaba los servicios de agua en Nagpur. Ahora, el Banco Mundial, que ha promovido y facilitado el modelo PPP, está en conversaciones con la administración de Modi para ofrecer fondos que financien la expansión de este modelo.

 “En su búsqueda de estos proyectos de privatización del agua, el Banco Mundial continúa confundiendo “desarrollo” con beneficios”, afirma Shayda Naficy, experta en privatización del agua de la Corporate Accountability International. “Lleva años ignorando los problemas de las personas más afectadas por este dogma que abanderan, pero gente de todo el mundo está alzando la voz y no puede seguir huyendo de la verdad”.

La campaña de eventos en escalada en torno a la privatización del agua en Nagpur, es similar a la lanzada en octubre de 2014 en Lagos, Nigeria, la mayor ciudad del continente africano, que logró la la cancelación de un contrato de asesoramiento PPP propuesto por el Banco Mundial para gestionar el agua de la ciudad; y  ha logrado paralizar hasta la fecha un  programa de privatización a gran escala que parecía inminente. Coincidiendo con la campaña en la India, Corporate Accountability International presentó su nuevo informe, “The truth about public private partnerships” (La verdad sobre las asociaciones público-privadas) que desmonta los mitos comunes sobre esta forma de privatización del agua.

El Presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, el Economista Principal del Banco, Kaushik Basu, uno de sus altos responsables en el sector del agua, Junaid Ahmad, y el Director de país para la India, Onno Ruhl, declinaron todos la invitación que les hicieron las organizaciones radicadas en Nagpur, en diciembre, para ir a escuchar los testimonios de las personas residentes en Nagpur sobre su experiencia con las PPP del agua, en un evento previsto en la ciudad el 29 de enero.

###

Fuente: Corporate Accountability International

Más información:

Ver también