We are building a better web presence. Visit our beta website to take part in a better experience which will replace the current site soon!

El personal sanitario de Liberia: héroes olvidados de la crisis del ébola

04 Abril 2016
La ISP se enorgullece de presentar dos candidaturas excepcionales a los Premios para el personal sanitario internacional (2016) que concede la OMS como reconocimiento a la labor de trabajadores y trabajadoras excepcionales de la atención sanitaria y a personas que hayan logrado avances significativos en el ámbito de los recursos humanos para la salud. Ambos candidatos pertenecen al sindicato afiliado a la ISP, National Health Workers Association of Liberia (NAHWAL).

Liberia fue el tercer país afectado por la crisis del ébola de 2014-2015. Se registraron más de 10.000 casos y casi 5000 muertes. El personal sanitario sufrió especialmente debido a la falta de equipos de protección personal, de medicación y materiales, así como conocimientos sobre la enfermedad

Martha C. Morris, Presidenta de NAHWAL, División de Bong (en la foto, a la derecha).

Martha es enfermera dental en el Hospital Phebe y en la Escuela de Enfermería.

Entre los numerosos logros de Martha destacan haber presentado con éxito una petición legislativa para dotar de equipos de protección y capacitación al personal sanitario. Su papel fue también decisivo en la construcción de una Unidad de Tratamiento del Ébola en Bong y en la obtención de un aumento salarial para el resto del personal.

Martha fue una de los 22 trabajadores y trabajadoras sanitarios despedidos a raíz de la huelga nacional de febrero de 2014. Aunque readmitida más tarde, trabajó sin recibir salario alguno durante ocho meses.

“Cuando me reincorporé a mi puesto, mi nombre desapareció de la nómina y estuve ocho meses trabajando sin cobrar nada. Como líder y activista encabecé el equipo que consiguió abrir la Unidad de Tratamiento del Ébola en el distrito de Bong, incluso siendo madre en período de lactancia de un bebé de seis meses. […] Fui despedida de la unidad después de un mes, por reivindicar la disponibilidad constante del equipo de protección, mejores condiciones laborales y mejores incentivos”.

George Poe Williams, Secretario General, NAHWA

George es enfermero diplomado y consejero en materia de VIH/SIDA.

George ha luchado sin descanso por los trabajadores y trabajadoras sanitarios que estaban siendo víctimas mortales del ébola, tanto a escala nacional como internacional. Encabezó las manifestaciones que reclamaró capacitación, equipos de protección personal y primas por peligrosidad para el personal de atención sanitaria, además de indemnizaciones para sus familiares en caso de fallecimiento por ébola.

Como líder de las negociaciones con el gobierno y otros actores principales, tuvo un papel decisivo para conseguir la contratación de otros 2000 trabajadores y trabajadoras sanitarios en 2013-2014; un aumento salarial para el personal sanitario público; una prima por riesgo de ébola, y vacaciones anuales retribuidas.

George nos cuenta que “estas luchas han tenido un precio: mis línea de teléfono y correo electrónico están intervenidas. A veces las bloquean, incluso cuando intentan entrevistarme instituciones como la BBC. Otras veces no me llegan los e-mails que me envían. Debo intentar cambiar de apariencia para no ser fácilmente reconocible. En julio de 2012, me impusieron una doble suspensión de cinco meses para disuadirme de mi militancia. Han pasado 25 largos meses (febrero 18 de febrero de 2014) desde que me despidieron por defender unas mejores condiciones laborales y salarios para el personal sanitario de Liberia y un mejor sistema de atención sanitaria para mi país”.

En el momento de escribir estas líneas, George y el Presidente de NAHWAL, Joseph S. Tamba, aún no han sido readmitidos.

La Secretaria General de la ISP, Rosa Pavanelli, nombrada Comisaria de la Comisión de Alto Nivel de la ONU sobre el empleo en el ámbito de la salud y el crecimiento económico, afirma que “las trágicas consecuencias de no haber invertido en el sistema sanitario público en los países de África occidental afectados por el ébola, nos recuerdan que los niveles de gasto y la prestación de los servicios influyen en los resultados sanitarios”.

La ISP mantiene que los objetivos de la ONU no se alcanzarán sin una mayor inversión pública. Necesitamos más personal sanitario, mejor capacitado y con más apoyo, para ofrecer resultados sanitarios a quienes lo necesitan.

Para más información visiten:

 

Ver también