We are building a better web presence. Visit our beta website to take part in a better experience which will replace the current site soon!

Liberia: Los sindicatos y las OSC avanzan juntos

24 Septiembre 2017
Workshop on Tax Justice in Liberia
La estrategia de respuesta de la ISP al Ébola, que se centra en la argumentación, el establecimiento de redes y el trabajo de cabildeo, está casi al final de su camino y los sindicatos participantes siguen más activos que nunca. En Liberia, donde las afiliadas de la ISP han creado una amplia colaboración entre los sindicatos y las organizaciones de la sociedad civil, el Comité de Gestión del Proyecto, integrado por representantes de NAHWAL, NTUPAW, CTIL, CSA y HRM, organizó dos talleres para mejorar los conocimientos y los medios de actuación de la extensa red.

El primer taller abordó la legislación laboral. Dado que el gobierno liberiano todavía no ha rehabilitado a varios líderes sindicales destituidos y se niega a otorgar reconocimiento a las organizaciones de trabajadores del sector público (incluso a pesar de que el derecho de asociación esté reconocido en la legislación liberiana), los sindicatos y las OSC unidos en el consorcio querían ampliar sus conocimientos jurídicos y llevar a cabo una amplia campaña sobre este tema.

Tal como suponían los sindicatos de la función pública, no hay nada en la legislación liberiana que prohíba que los trabajadores del sector público puedan organizarse y formar sindicatos. Este derecho no solo está claramente consagrado en la constitución, sino que Liberia también ha firmado dos Convenios de la OIT relacionados entre sí, el Convenio 87 y el Convenio 98, que garantizan el derecho de sindicación y los derechos sindicales.

Y a pesar de que las normas de funcionamiento que se aplican a los funcionarios públicos, expuestas en el reglamento de la función pública, no mencionan explícitamente el derecho a organizarse y a formar sindicatos, el Código de Conducta para todos los funcionarios y empleados públicos del gobierno de la República de Liberia obliga al gobierno de Liberia a “conceder a un empleado del gobierno de Liberia el derecho a afiliarse a un sindicato de su elección para la promoción y la protección de sus intereses económicos y sociales de conformidad con la ley”.

Así pues, es evidente que rechazar la acreditación de los sindicatos del sector público es una elección política del gobierno liberiano para evitar que se instaure el diálogo social. Durante el debate de planificación final del taller, los sindicatos participantes decidieron preparar un compromiso relativo a los derechos sindicales en el sector público que servirá de plataforma para llevar a cabo una campaña destinada a acercarse a los políticos durante el periodo previo a las próximas elecciones.

Apenas dos semanas después, se celebró otro importante taller en Monrovia, esta vez en colaboración con Oxfam y Action Aid, sobre el tema de la justicia fiscal, un problema importante que abordan numerosas campañas y presenta desafíos para el país. Dado que la educación primaria se ha privatizado en Liberia, la ISP ya organizó el año pasado dos talleres sobre las asociaciones público-privadas.

Puesto que el gobierno liberiano rechaza cualquier acción que cuestione sus medidas con el argumento de que “No hay otra alternativa”, los sindicatos y las organizaciones de la sociedad civil estaban deseosos de conseguir más información sobre los posibles mecanismos de financiación de los servicios públicos. Daniel Oberko, Coordinador de Justicia Fiscal de la ISP para la región, inició la jornada presentando los mecanismos que utilizan las empresas para evitar pagar impuestos y la práctica de países como Liberia de perfilarse como paraísos fiscales que ayudan y permiten por lo tanto a las empresas evadir el pago de impuestos.

Durante las presentaciones de los diversos grupos quedó claro que el sistema tributario de Liberia tiene algunos problemas estructurales, ya que otorga reducciones o liquidaciones fiscales a las empresas extranjeras pero impone una gran carga a sus propios ciudadanos, lo que hace que resulte difícil que las nuevas empresas locales puedan sobrevivir y que el presupuesto estatal pierda unos fondos considerables y sumamente necesarios para poder organizar los servicios públicos destinados a los ciudadanos liberianos. Todas las organizaciones presentes decidieron que sería crucial mantenerse unidas en torno a esta cuestión y llevar a cabo acciones comunes para lograr realizar un cambio.

Son tiempos apasionantes para Liberia, ya que las próximas elecciones permitirán que sea un poco más fácil acercarse a los políticos y hablar con ellos, y porque hay un consorcio de sindicalistas y organizaciones de la sociedad civil motivados que se está desarrollando y que está deseoso de actuar para generar un cambio.

 

 por Wendy Verheyden, Coordinadora Regional de la ISP para el Ébola

Ver también