We are building a better web presence. Visit our beta website to take part in a better experience which will replace the current site soon!

Joven activista de la salud en el Consejo Ejecutivo de la OMS

10 Mayo 2018
Sherif Olanrewaju at the WHO entrance
Por segundo año, en colaboración con el Movimiento para la Salud de los Pueblos (MSP) en el programa Global Health Watch organizado por el MSP para el movimiento de la sociedad civil en materia de salud internacional, un joven activista de salud de una afiliada de la ISP participó como observadores de la OMS en el 142º periodo de sesiones del Consejo Ejecutivo de la OMS en enero de 2018.

Sherif Olanrewaju, del sindicato nigeriano NANNM, que asistió como observador en el 142º periodo de sesiones del Consejo Ejecutivo de la OMS, informa sobre su valiosa experiencia.

Me llamo Sherif Adewale OLANREWAJU. Soy un enfermero psiquiátrico/mental y coordinador nacional de jóvenes de la Asociación Nacional de Comadronas y Enfermeros de Nigeria (NANNM), una afiliada de la ISP. También soy el secretario adjunto electo del Comité de Jóvenes del Congreso de Trabajadores de Nigeria (NLC). Este año, he tenido la oportunidad de ser el primero de la región africana en representar a la ISP como miembro del equipo de observadores del Consejo Ejecutivo de la OMS durante su 142º periodo de sesiones. Considero esta oportunidad como una inestimable vía de fomento de la capacidad para jóvenes profesionales de la salud y líderes sindicales para llegar a entender la dinámica de la política mundial en materia de salud y el proceso de elaboración de políticas.

Me uní a otros 14 activistas profesionales del sector sanitario y académicos de todo el planeta en un taller intensivo de 4 días en la sede principal de la ISP en Ferney-Voltaire, para estudiar el programa del 142º periodo de sesiones del Consejo Ejecutivo de la OMS. Empleamos ese tiempo para preparar presentaciones, documentos críticos y redactar un análisis crítico de todos los puntos de la agenda respecto a cómo afectan la salud de las personas. Presenté dos puntos de la agenda: enfermedades no contagiosas y la reforma de la OMS. Tras un arduo trabajo, acordamos nuestras posiciones desde la perspectiva de las organizaciones de la sociedad civil y, en consecuencia, redactamos declaraciones y notas orientativas que defendían que las decisiones tomadas por el Consejo Ejecutivo pusieran a las personas por encima del lucro.

El quinto día se empleó para consultar a otras organizaciones de la sociedad civil. Compartimos presentaciones sobre nuestras opiniones y posicionamientos con el fin de acordar una posición común con las organizaciones del movimiento de la sociedad civil. Las sesiones del Consejo Ejecutivo no solo ofrecieron una plataforma para tener una perspectiva más profunda de la política mundial en materia de salud, sino que también brindaron una excelente oportunidad para hacer pequeñas contribuciones que ayudarán a mejorar la salud de miles de millones de personas. Como observadores de la OMS, participamos en la presión a los delegados/as de varios países que deseaban realizar contribuciones sobre cuestiones que afectan a los pobres y a los marginados. Planteamos, además, una fuerte resistencia a la agenda contraria a las personas, particularmente la de las grandes corporaciones que se presentan bajo el disfraz de las asociaciones público-privadas (APP).

Para lograr amplia repercusión mediática y aumentar la sensibilización, contactamos a miles de personas a través de los medios sociales como Skype, Facebook y Twitter, incrementando así la accesibilidad a los debates. Muchos delegados/as mostraron su buena disposición a escucharnos y estudiar nuestras opiniones. Estoy deseando afianzar los logros alcanzados gracias a esta valiosa experiencia contactando con delegados/as de mi región en futuras sesiones de la OMS y defendiendo las políticas sanitarias con impactos positivos en la salud de las personas. También tengo la intención de celebrar charlas con jóvenes líderes sindicales, activistas de la salud y personas del mundo académico de mi región para sensibilizarles acerca de la importancia de estar disponibles para hacer contribuciones durante la fase de redacción de las políticas sanitarias. Esto no solo les permitirá participar en la redacción de los textos, sino que también reducirá los conflictos que podrían surgir entre los sindicatos y el gobierno en la fase de aplicación de las políticas.

El MSP organiza una participación similar en la Asamblea Mundial de la Salud. Lena Vennberg de Vadforbundet, Suecia, participó en WHA Watch en mayo de 2017.

Este artículo es un extracto del boletín Derecho a la Salud – número 4 (Abril-Mayo de 2018). Suscríbase al boletín informativo el “Derecho a la Salud”. Envíenos sus artículos.

Ver también