Chile avanza y despenaliza el aborto en tres causales

21 Agosto 2017
El Comité de Mujeres de la ISP en el país sudamericano decidió hace tres años respaldar esta lucha con diferentes acciones, que se concentraron en el lobby parlamentario, en las idas al Congreso Nacional, en las alianzas realizadas con organizaciones de mujeres y en visibilizar esta demanda en la calle y en los medios de prensa.

Por Nayareth Quevedo

Por seis votos contra cuatro, los ministros del Tribunal Constitucional (TC) de Chile rechazaron el lunes, 21 de agosto, los dos requerimientos presentados por ChileVamos (partidos de derecha) en contra del proyecto de ley que despenaliza el aborto en tres causales, dejando así en manos de la presidenta, Michelle Bachelet, promulgar la norma, que había sido aprobada por el Parlamento, que legaliza el aborto en caso de riesgo de la vida de la madre, inviabilidad fetal o violación.

“Este es un día histórico para Chile, pues luego de casi tres años en que se discutió el proyecto de ley de aborto en tres causales, finalmente fue aprobado esta tarde, lo que permitirá restablecer el derecho de las mujeres a decidir sobre sus embarazos”, sostuvo en las afueras del tribunal la presidenta de una de las afiliadas a la ISP en Chile, la Federación Nacional de Profesionales Universitarios de los Servicios de Salud (FENPRUSS), Gabriela Farías.

Pasada las dos de la tarde, el TC daba a conocer su veredicto a favor de la aprobación del proyecto de aborto en cada una de sus causales, lo que desencadenó la algarabía y celebración de las organizaciones sindicales, sociales y personas presentes a las afueras del tribunal, quienes marcharon hasta el palacio de La Moneda para agradecer la gestión de las autoridades para que este proyecto fuese realidad.

“Como organización de la salud municipal trabajamos directamente con las mujeres que se ven afectadas por estas causales, siendo las mujeres de los estratos vulnerables las más afectadas por la falta de una política pública que les asegurara el acceso a un aborto seguro cuando su condición no les permitía continuar un embarazo”, señaló Carolina Espinoza, la encargada de Género de la Confederación Nacional de Trabajadores de la Salud Municipalizada (CONFUSAM, también afiliada a la ISP) y representante del Cono Sur ante el Comité Mundial de Mujeres (WOC) de la ISP. 

Antes de Michelle Bachelet, ningún presidente chileno propuso despenalizar el aborto, que el dictador Augusto Pinochet criminalizó en 1989, poco antes de dejar el poder. Incluso la propia mandataria evitó presentar una ley en este sentido durante su primer gobierno, entre los años 2006 y 2010.

Proponer una ley del aborto en Chile implicaba enfrentar, entre otros grupos, a los sectores más conservadores de la Democracia Cristiana, uno de los partidos más importantes de su coalición, la misma que llevó al poder a los mandatarios Patricio Aylwin (1990-1994), Eduardo Frei (1994-2000) y Ricardo Lagos (2000-2006). Sin embargo, la presidenta decidió apostar su capital político a la iniciativa, pese a que cuando firmó el proyecto ya enfrentaba el intenso debate en torno a sus reformas tributaria y de educación.

"Bachelet tuvo la valentía de llevar adelante su compromiso de gobierno en uno de los pocos países donde el aborto está penalizado y en una sociedad que, desde la dictadura hasta ahora, ha tenido muchas dificultades para hablar de temas vinculados a los derechos sexuales", declaró a los medios de comunicación Mané Salamanca, jefa de la oficina Chile de ONU Mujeres.

Por su parte, Marcia Lara, la vicepresidenta de la Mujer de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF, también afiliada a la ISP), sostuvo que este resultado “es una victoria, sobre todo para las mujeres y sobre todo con respecto a la causal de violación. En en este país por muchos años se torturó a muchas mujeres, que objeto de violaciones estuvieron obligadas a tener a sus hijos”.

El arduo trabajo combinado de distintas instituciones y de muchas organizaciones sociales, en cada una de las instancias de este largo proceso, fue el que permitió que este proyecto se convierta en Ley. 

El Comité de Mujeres de la ISP en Chile decidió hace tres años respaldarlo con diferentes acciones, que se concentraron en el lobby parlamentario, en las idas al Congreso Nacional, en las alianzas realizadas con organizaciones de mujeres y en visibilizar esta demanda en la calle y en los medios de prensa. ¡Chile triunfó y las mujeres avanzaron en derechos e igualdad!

Ver también