We are building a better web presence. Visit our beta website to take part in a better experience which will replace the current site soon!

Visitas a los tres países más afectados y los Estados Unidos

20 Octubre 2016
La delegación de la ISP se reúne con el Dr. Toni Lewis (en el extremo izquierdo) y afiliados de SEIU. Foto: SEIU1199
Los momentos destacados de 2015 incluyeron actividades de presión en Liberia, Sierra Leona y Guinea, así como diversas actividades en las Naciones Unidas y los Estados Unidos, en el corazón de la formulación de políticas internacionales.[Este artículo es un extracto de la actualización de 2016 "Prioridades de la ISP en materia de salud y respuesta sindical a la enfermedad por el virus del Ébola”]

Una pequeña delegación integrada por representantes de la ISP, el Nigerian Labour Congress y la sección local de los trabajadores sanitarios de SEIU, afiliada de la ISP, participó en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el ébola celebrada a principios de julio de 2015 en Nueva York. La ISP intervino en la conferencia para resaltar la importancia de crear sistemas de salud pública sólidos, con condiciones de trabajo seguras y mecanismos de diálogo y negociación entre los sindicatos y los gobiernos, que son clave para prestar servicios públicos de calidad, y la brecha fiscal a la que se enfrentan los países a largo plazo, la cual solo puede afrontarse con un sistema fiscal justo.

A continuación, 1199SEIU organizó una mesa redonda sobre la devastación causada por el ébola en los países más vulnerables de África Occidental a la que asistieron 200 participantes. Los participantes también hablaron de las consecuencias graves para los trabajadores de la salud y de cómo están reconstruyendo sus países y sus vidas y continúan dispensando cuidados.

En octubre de 2015, la ISP y 1199SEIU organizaron conjuntamente una serie de reuniones para ejercer presión y actividades de concienciación en Los Ángeles, Washington y Nueva York con el objetivo de clarificar los problemas políticos vinculados a la enfermedad por el virus del Ébola. Una de ellas consistió en pedir a los gobiernos, las Naciones Unidas y los organismos donantes que creen sistemas fuertes de servicios sanitarios y sociales públicos con los sindicatos como interlocutores para prepararse para afrontar y controlar el ébola.

La delegación, dirigida por la Secretaria General de la ISP, Rosa Pavanelli, incluyó a representantes de las afiliadas de la ISP de sindicatos del sector de la salud de Liberia, Sierra Leona y Ghana y se reunió con representantes de Solidarity Center, USAID, el Banco Mundial, Karen Bass, demócrata con un alto cargo en la Subcomisión de Relaciones Exteriores para Asuntos de África, y el Contraalmirante Scott Giberson, Subdirector General de Salud Pública de los Estados Unidos.

Los miembros de la delegación denunciaron los problemas estructurales de los sectores nacionales de la salud, las condiciones de trabajo de los trabajadores sanitarios y la negativa de sus gobiernos a involucrar a los trabajadores en la elaboración de los planes de recuperación. Solo el sindicato ghanés había conseguido colaborar con su Gobierno en la elaboración de un plan de lucha contra el ébola.

La visita a los Estados Unidos concluyó en Nueva York con una serie de actividades de sensibilización en diversas instituciones sanitarias, incluido un intercambio sobre la preparación para afrontar el ébola con el personal de una unidad estadounidense para la lucha contra el ébola.

Reuniones para ejercer presión en Monrovia, Freetown y Conakry

La delegación continuó su trabajo realizando actividades de promoción en los tres países afectados dirigidas a diferentes agentes del sector, como instituciones internacionales, ONG, donantes y OSC. El objetivo de nuestras visitas era que se escucharan las voces de los trabajadores y denunciar el hecho de que no se incluye a los sindicatos en las conversaciones sobre el plan de recuperación. De este modo, esperábamos establecer algunas colaboraciones a largo plazo y obtener apoyo para mejorar las condiciones de trabajo y elaborar un sistema de atención sanitaria de calidad.

El mensaje se centró en la preparación para hacer afrontar las crisis y la necesidad de hacer cambios estructurales en el sector de la atención sanitaria, así como la relación entre las condiciones de trabajo y servicios sanitarios de calidad, destacando la importancia del papel de los sindicatos en la formulación de políticas tras la crisis del ébola y resaltando los problemas por resolver relativos a los salarios de los trabajadores sanitarios y el apoyo a las familias de los trabajadores fallecidos. En Liberia, también se añadió al mensaje el incumplimiento por parte del Gobierno de los convenios de la OIT sobre el derecho de sindicación y libertad sindical.

La delegación se reunió con representantes de la Unión Europea, de diferentes programas y organismos de las Naciones Unidas, como la OMS, el FNUAP, el PNUD y el Banco Mundial, y de los Ministerios de Salud y la Organización de la Salud de África Occidental (WAHO, por sus siglas en inglés), así como los donantes habituales de cada país, USAID en Liberia, DFID en Sierra Leona y la Agence Française de Développement en Guinea.

En Liberia, la ISP consiguió incluir el tema de los salarios de los trabajadores sanitarios y las ayudas a las familias en el orden del día del Foro para la Protección de Socios, a pesar de los intentos del Viceministro de Justicia, que preside el Foro, de ignorar este tema

En esta publicación:

Para saber más:

Ver también