We are building a better web presence. Visit our beta website to take part in a better experience which will replace the current site soon!

Ucrania: La lucha por el diálogo social en el marco de las reformas de salud

24 Septiembre 2017
Participants from Ukrainian unions FPU and HWUU met the AFL-CIO representative
El 2 de agosto, Grygorii Osovyi, presidente de la Federación de Sindicatos de Ucrania (FPU) y Viktoriia Koval, presidenta del Sindicato de los Trabajadores de la Salud de Ucrania (HWUU), su vicepresidenta, Iryna Shvets, y miembros del personal de la FPU se reunieron con Tristan Masat, director del programa del Centro de Solidaridad de AFL-CIO para el país, con el fin de discutir la situación actual del sistema médicode Ucrania.

Acordaron buscar nuevas formas efectivas de reformar el sistema médico en defensa de los intereses de los trabajadores y examinar la función que desempeñan los sindicatos en este proceso.

“Estamos absolutamente convencidos de que la reforma de salud en Ucrania tiene repercusiones adversas tanto sobre los pacientes como sobre los trabajadores de la salud”, declaró Tristan Masat. “Por ello, nos gustaría saber cuál es la función de los sindicatos en este proceso. Y más específicamente conocer la historia de la relación entre los sindicatos y el ministerio de sanidad, así como vuestros comentarios y sugerencias relativos a la reforma de salud y al sistema médico en su conjunto”.

Grygorii Osovyi habló de las medidas adoptadas por la FPU para garantizar la protección de los derechos constitucionales, sociales y económicos de los trabajadores.

“Evidentemente, estamos interesados y preocupados por dos temas importantes vinculados a la reforma de salud”, dijo. “El primero, cómo estarán protegidos los derechos de los pacientes y, el segundo, cómo estarán protegidos los derechos e intereses de los trabajadores de la salud. Todavía no hemos recibido una respuesta clara y comprensible a estas preguntas de parte del ministerio de salud”.

Los expertos de la FPU y el HWUU ya han enviado sus comentarios y propuestas relativos a la reforma sanitaria al ministerio de salud y a los grupos parlamentarios.

“Nuestra postura es que la reforma sanitaria debería ser eficaz, transparente y tener un contenido social”, afirmó Viktoriia Koval, presidenta del HWUU.

“Pero ha sido muy difícil que el ministerio entablara un diálogo. Sus representantes no quieren escuchar las iniciativas y propuestas de los sindicatos. A pesar de los requisitos de la ley en materia de diálogo social, los documentos relativos a la reforma de salud no fueron pactados con los sindicatos”, agregó.

A continuación, denunció la manera unilateralista de imponer al sector una reforma mal planteada y dijo:

“Nuestro sindicato y la FPU están intentando restaurar el diálogo social en el sector, pero ha sido casi imposible. Ni los sindicatos ni los empleadores estuvieron implicados en el desarrollo de la reforma que ahora se espera que pongamos en práctica y que conllevará probablemente unos costes nefastos para la prestación de la asistencia médica. El sindicato, que representa los intereses de más de 700.000 trabajadores de la salud, tiene el derecho y la obligación de participar en el proceso de formulación de las políticas de la reforma”.

La reunión de la FPU con el Centro de Solidaridad estuvo precedida de otras reuniones celebradas en los últimos meses cuyo objetivo era buscar apoyo internacional para ayudar a los sindicatos a relacionarse con el gobierno ucraniano.

El HWUU, junto con otras afiliadas del sector de la salud de la ISP/ FSESP de Georgia y Moldavia, organizó en Kiev un taller internacional sobre las reformas de salud con el apoyo de la OIT, la CSI, el CRPE y la FSESP, que tuvo lugar los días 15 y 16 de mayo. En el taller, Mathias Maucher, responsable de Servicios sociales y de salud de la FSESP, compartió información sobre las normas y reglamentos relevantes de la UE en el contexto del Acuerdo de Asociación entre Ucrania y la Unión Europeap. ej. sobre los ámbitos de la legislación laboral, la salud y seguridad laboral, o la salud pública– firmado en 2014.

La ISP y la FSESP hicieron hincapié en que el sistema sanitario de Ucrania debería basarse en los principios de universalidad, accesibilidad, asequibilidad, continuidad, derechos de usuario, transparencia y rendición de cuentas que rigen los servicios públicos. Los servicios de la salud deben estar organizados para perseguir el interés general de todos los ciudadanos y pacientes. Esto requiere una financiación basada en los principios de solidaridad en el contexto de los sistemas tributarios y/o de las cotizaciones sociales abonadas a partes iguales por los empleadores y los empleados, y no una reforma del sector favorable al mercado.

En una declaración emitida al final del taller, los participantes llamaron la atención del gobierno ucraniano para que se reconociera que la vida y la salud de cada ciudadano tenía “un valor extraordinario” en el contexto de la política estatal y de la reforma sanitaria en curso que “se está llevando a cabo en el marco de una política de liberalización destinada a incrementar los ingresos del capital privado”.

La declaración concluía con la petición de que todas las disposiciones de la reforma sanitaria se armonizaran con los interlocutores sociales, de conformidad con el Acuerdo de Asociación entre Ucrania y la Unión Europea, y con un llamamiento para que las organizaciones públicas de los profesionales de la salud y las organizaciones de la sociedad civil se mantengan unidas en la lucha contra la reforma antisocial del sistema de salud y lleven a cabo acciones conjuntas en defensa de la atención médica en Ucrania.

Rosa Pavanelli, Secretaria General de la ISP, y Jan Willem Goudriaan, Secretario General de la FSESP, escribieron al Sr. Volodymyr Groisman, primer ministro de Ucrania, y a la Sra. Ulana Suprun, ministra interina de salud, para instar al estado ucraniano a replantearse las reformas y garantizar que todos los trabajadores y ciudadanos ocupen un lugar central en este proceso.

Asimismo, en una resolución fechada el 22 de junio, la presidencia de la FPU rechazó explícitamente las reformas y reclamó que se estableciera un sistema estatal de seguro social de enfermedad obligatorio a través de un acto legislativo. Esto pone de manifiesto la voluntad de los trabajadores de Ucrania de luchar en defensa del derecho a la salud y los derechos sindicales de los trabajadores sanitarios. Esta lucha, tal como han destacado la ISP, la FSESP y el Centro de Solidaridad, requiere ayuda internacional.

Ver también