Trabajadores de servicios de salud turcos atacados y arrestados por protestar contra su despido

03 Marzo 2015
Dr Arzu Çerkezoğlu, DISK Secretary General and Rosa Pavanelli, PSI General Secretary
La policía agredió brutalmente a un grupo de trabajadores y trabajadoras de la salud, despedidos por el Hospital Universidad de Maltepe en Estambul (Turquía), el martes 25 de febrero, luego de que intentaran acceder a las oficinas del hospital.

Última hora, 26 de febrero: Los trabajadores y trabajadoras arrestados fueron puestos en libertad al final del día y dos de ellos sufren dislocación de un brazo. El resto ha vuelto al piquete y continúa la protesta.

Los manifestantes acamparon frente al hospital el pasado mes de diciembre, para exigir la restitución de 98 trabajadores despedidos por reclamar un aumento salarial y menos horas de trabajo, y por afiliarse al sindicato Dev-Saglik-Is, afín a la confederación sindical progresista, DISK.

 “Sólo queríamos hablar con el rector y algunos de nosotros ondeó una pancarta que decía ‘readmitan a los trabajadores despedidos’”, afirman los manifestantes.

La intervención policial impidió cualquier acción, tanto dentro como fuera del edificio hospitalario, y se saldó con dos personas heridas, según los sindicatos. 34 personas fueron arrestadas, incluido Arzu Çerkezoğlu, secretario general de DISK.

 “No pueden detener a un dirigente sindical sin permiso de las autoridades nacionales” afirma Kıvanç Eliaçık, de DISK.

El 16 de enero, la Secretaria General de la ISP, Rosa Pavanelli, se sumó a la protesta frente al hospital como muestra de solidaridad con los trabajadores y trabajadoras.

Pavanelli criticó a los gerentes del hospital por ordenar estos despidos improcedentes y les pidió que reincorporaran de inmediato a las personas despedidas y se sienten a negociar con el sindicato.

“Las cosas han empeorado incluso más. La brutal represión de una protesta legítima y pacífica constituye una violación inaceptable de los derechos humanos y sindicales”, comentó.

La campaña en LabourStart, que lanzaron en enero la ISP, FSESP y DISK reclamando la restitución de estos trabajadores logró ya recoger más de 10.000 firmas, pero necesita mantener la presión.

¡Actúe! Únase a la campaña en LabourStart

Para más información, ver:

Ver también