We are building a better web presence. Visit our beta website to take part in a better experience which will replace the current site soon!

Los profesionales de enfermería de Kerala se enfrentan al poderoso sector de los hospitales privados

24 Septiembre 2017
Health worker in India prepares to vaccinate baby
El 20 de julio de 2017, los profesionales de enfermería del estado de Kerala, al sur de la India, lograron una victoria inspiradora que dio como resultado un importante aumento de sus salarios. Ésta se produjo después de un mes de lucha, durante el que se mantuvieron firmes contra todos los esfuerzos realizados por el sector hospitalario privado para quebrar su voluntad.

El 19 de junio, los profesionales de enfermería, organizados bajo la bandera de la asociación de enfermeros y enfermeras unidos (UNA, por sus siglas en inglés) y de la asociación de enfermeros y enfermeras de la India (INA, por sus siglas en inglés), emprendieron una acción masiva para exigir la aplicación de la directiva de la Corte Suprema de la India que fijaba los salarios de los hospitales privados al mismo nivel que los de los hospitales públicos. En los hospitales privados de Kerala trabajan unos 150.000 enfermeros y enfermeras.

En base a este marco jurídico, los sueldos básicos se incrementaron aproximadamente de €150 (INR 11.000) a cerca de €270 (INR 20.000).

La acción de los profesionales de enfermería se inició en el bastión de UNA en Thrissur, donde se convocó una huelga de trabajo lento que obligó a muchos hospitales a funcionar a un nivel mínimo. Dado que la gran mayoría del personal participó en una manifestación hacia la sede administrativa del servicio de recaudación de impuestos, un equipo de enfermeros y enfermeras superiores atendió las situaciones de emergencia en los hospitales afectados. Los servicios de urgencias redujeron al mínimo la plantilla. No se permitieron nuevos ingresos y los pacientes ambulatorios no eran admitidos.

Si bien el personal de enfermería tiene derecho a cobrar al menos INR 11.000 como salario básico, el salario neto que recibe, después de que la administración del hospital haya efectuado las deducciones obligatorias en concepto de alimentación y alojamiento, es mucho menor. Según los informes, los salarios netos oscilan entre INR 7.000 y INR 8.000 y la mayor parte del personal de enfermería gana menos de INR 20.000, incluso después de haber estado diez años en servicio.

A causa de la presión de la acción, el 17 de junio, el gobierno de Kerala (GoK) organizó una reunión del Comité de Relaciones Laborales con UNA, INA y los administradores de los hospitales del sector privado, representados por la asociación de los hospitales privados de Kerala (KPHA, por sus siglas en inglés). No obstante, no se logró acordar una resolución. UNA siguió ejerciendo presión sobre el gobierno de Kerala para que llevara las negociaciones hacia una resolución positiva para los trabajadores o estableciera un salario mínimo para los profesionales de enfermería del sector privado en el estado, de conformidad con las directivas de la Corte Suprema.

UNA envió un preaviso de huelga a 322 hospitales del estado de Kerala con más de 50 camas. En el momento en que la huelga fue suspendida por un mandamiento judicial de la Corte Suprema, los enfermeros y enfermeras organizaron acciones masivas, como manifestaciones, sentadas y huelgas de hambre en cadena. El 20 de junio, el gobierno de Kerala aceptó las peticiones. En la reunión que los representantes de las asociaciones de los profesionales de enfermería y de los administradores de los hospitales mantuvieron con el primer ministro, el Sr. Pinarayi Vijayan, se aumentó la remuneración mínima del personal de enfermería que trabaja en los hospitales con más de 50 camas a INR 20.000.

El gobierno va a nombrar a un comité para que decida el salario de los profesionales de enfermería que trabajan en los hospitales que cuentan con menos de 50 camas, así como el aumento de la paga de los enfermeros y enfermeras en prácticas. Se pedirá al comité que presente su informe dentro de un mes.

Jasminsha, presidente de UNA, dijo que “Se trata de una victoria histórica. Pone en evidencia que cuando están unidos, los trabajadores pueden presionar a los gobiernos para que intervengan en favor de las clases trabajadoras y obliguen al capital a ceder ante nuestras demandas. UNA seguirá luchando para garantizar que su logro jurídico se convierta en realidad para todo el personal de enfermería de Kerala”.

La AFT, afiliada estadounidense de la ISP, envió una carta al primer ministro de Kerala para instarle a encontrar una solución negociada con el sindicato.

por Susana Barria, coordinadora de proyectos de la ISP, Asia del Sur

 

Ver también