We are building a better web presence. Visit our beta website to take part in a better experience which will replace the current site soon!

Los europeos y europeas dicen ‘no’ a la austeridad – en imágenes

21 Noviembre 2013
European workers holding anti-austerity banners
Miles de trabajadores y trabajadoras de toda Europa participaron en una acción convocada por la Federación Sindical Europea de Servicios Públicos (FSESP-EPSU) para manifestar al presidente de la Comisión Europea, Joao Barroso, y al presidente del Consejo Europeo, Van Rompuy, que estamos hartos de la austeridad.

A través de fotos tomadas en sus respectivos lugares de trabajo, los sindicalistas enviaron al Consejo y a la Comisión Europea un mensaje común de los funcionarios públicos de toda Europa y los sindicatos: hay que poner fin a la austeridad y centrarse en alternativas, como las inversiones en servicios públicos e infraestructuras; para ayudar a las economías a crecer, ofrecer atención de calidad y abordar las desigualdades. Las imágenes muestran manifestaciones multitudinarias virtuales y son la imagen viva del cambio de rumbo que reclaman los trabajadores y las trabajadoras.

Pueden ver las fotos de los sindicatos europeos, aquí.

Empleados y empleadas de servicios públicos han participado en cientos de movilizaciones en sus centros de trabajo, han tomado fotografías con logos conjuntos en toda la Unión Europea, reclamando que nuestros gobiernos ponga en marcha la justicia fiscal para luchar contra el fraude fiscal. Esto podría aportarnos un trillón de euros, que cada año se pierden en la UE porque compañías y personas adineradas no contribuyen la parte que les corresponde a nuestras economías.

Barroso y Van Rompuy deberían dejar de escuchar a los intereses empresariales y, en lugar de ello, mejorar las condiciones de vida y de trabajo de los trabajadores y trabajadoras precarios. Con sus movilizaciones, los europeos y las europeas reclaman a los líderes de comunitarios que dejen en paz la negociación colectiva, porque no es asunto suyo, ni es de su competencia.

Con esta movilización, los trabajadores y trabajadoras transmiten un mensaje común a toda Europa: “No estamos de acuerdo con las políticas actuales de recortes del gasto público que tendrán consecuencias a largo plazo y contribuirán a ahondar la pobreza y las desigualdades”, afirma Jan Willem Goudriaan, de la FSESP. Es imposible aumentar la recaudación fiscal si se reduce el número de inspectores fiscales. Es imposible mejorar la calidad educativa, sanitaria y de los servicios sociales si se recortan los fondos y el personal. Y añade: “Necesitamos inversiones públicas para lograr un crecimiento sustentable, para crear empleo y abordar el desempleo de la población general, y de la juventud en particular. No necesitamos otra agenda corporativa que debilite la negociación colectiva, la legislación del trabajo y políticas sociales como la de salud y seguridad.

Ver también