We are building a better web presence. Visit our beta website to take part in a better experience which will replace the current site soon!

Las autoridades turcas tomaron como blanco a los sindicatos

09 Agosto 2012
Turkish trade union demonstrators holding a flag
En la madrugada del 25 de junio, la policía tomó como blanco a militantes sindicales en una operación que se desarrolló en 18 ciudades turcas. Los afiliados que fueron interrogados, detenidos o tuvieron sus casas registrados, eran socios de la Confederación de Sindicatos del Sector Público (KESK) una de las confederaciones sindicales más importante del país. Entre los que fueron detenidos se encuentran secretarios generales, presidentes y oficiales no remunerados de los sindicatos afiliados.

Lami Özgen, presidente de KESK, fue uno de los detenidos. Después de su liberación el 29 de junio, ha denunciado el hecho de que los sindicalistas son detenidos en prisiones de máxima seguridad tipo F,  construidas para las personas condenadas por terrorismo.

En prisiones de tipo F se guardan tres detenidos por celda. Cada semana se tiene derecho a solamente media hora de visita. Los detenidos y los visitantes son separados por una ventana de cristal y se comunican por teléfono y sólo se pueden encontrar en una sala solamente una vez por mes. Tampoco se permiten las visitas de oficiales sindicalistas.

Se dictaron 58 órdenes de aprehensión, de los cuales 6 evitaron la detención debido a su ausencia al momento en que sus casas fueron registradas.  A partir del 3 de julio, 28 detenidos quedaron encarcelados. Además, la policía registró otros 14 domicilios de socios sin órdenes de aprehensión.

A menos de 12 horas de los arrestos, los afiliados de KESK organizaron diversas protestas a lo largo de Turquía. En Estambul unos 4,000 manifestantes asistieron a un mitin en el centro de la ciudad, otras protestas análogas tuvieron lugar en distintas ciudades.

“Todos los afiliados con ordenes de aprehensión han sido acusados de lo mismo,” confirmó Lami Özgen. “Esto es el haber participado en manifestaciones de KESK y otros actividades entre el 8 de agosto 2011 a fin de junio 2012.” Las autoridades turcas afirman que estos mítines son ilegales porque, según ellas, tuvieron lugar bajo órdenes de la Unión de Comunidades Kurdas (KCK) la cual está vinculada al proscrito Partido de Obreros Kurdos (PKK).

Las “actividades ilegales” citadas en las órdenes de aprehensión incluyan un mitin sindical del 8 de octubre 2011 realizado en Ankara bajo el tema de 'La Vida Humana en Turquía Libre y Democrática' (irónicamente la policía había dado permiso para que el acto tuviera lugar);  una huelga del día el 21 de diciembre en defensa del derecho de huelga y el convenio colectivo de trabajo y la campaña del sindicato de profesores contra cambios de condiciones laborales.

Lami Özgen cree que las noticias de la prensa sobre los hechos han dado argumentos al fiscal para afirmar que los hechos están vinculados al KCK. En particular una agencia de prensa, FIRAT, le cual se publica en turco, inglés y kurdo, ha informado sobre las actividades de KESK.   

La sucesión de arrestos del mes anterior está lejos de ser un ataque aislado sobre los sindicatos en Turquía. El 13 febrero, 15 afiliadas de KESK fueron detenidas por haber organizado mítines por el Día Internacional de la Mujer del 8 marzo. El fiscal había afirmado que estas mujeres tienen vínculos a KCK. Entre ellas 6 fueron puestas en libertad bajo fianza pero 9 se quedan detenidas en una prisión de tipo F esperando el comienzo de su proceso el 4 de octubre.

Lami Özgen hizo hincapié en que los afiliados no son las únicas personas que enfrentan esto tipo de acusación. Muchos escritores, periodistas, diputados y estudiantes están detenidos. El 29 junio, 4 días después de los arrestos de los afiliados de KESK, periodistas manifestaron en Estambul en apoyo de 95 compañeros de trabajo detenidos. El 2 de julio, un proceso importante comenzó en el cual los 205 acusados, incluso periodistas y un editor muy conocido, están acusados de tener vínculos a KCK.

En Estados Unidos, el Departamento de Estado  ha publicado una lista de preocupaciones en cuanto a la situación de los derechos humanos en Country Reports on Human Rights Practices for 2011. El sistema de justicia defectuoso encabeza la lista. El informe critica las leyes demasiado anchas de Turquía contra el terrorismo, las largas detenciones injustificadas de acusados, la falta de transparencia y el acceso restringido a las pruebas por parte de los abogados de los acusados, y las relaciones entre los fiscales y la judicatura.


Tim Baster and Isabelle Merminod

Ver también