We are building a better web presence. Visit our beta website to take part in a better experience which will replace the current site soon!

La tragedia de lo privado el potencial de lo público

14 Marzo, 2014
Fuente: 
por Hilary Wainwright
Man dressed as clown holding banner against water privatisation
Este cuaderno trata sobre cómo los trabajadores y las trabajadoras de los servicios públicos, junto con el resto de la ciudadanía y como parte de esta, no solo están defendiendo los servicios públicos, sino también luchando por hacerlos más democráticos y receptivos ante las necesidades y los deseos de las personas. También trata sobre cómo funcionan esas alianzas en distintos niveles: local, nacional e internacional.

Durante los últimos 30 años, desde que Margaret Thatcher y Ronald Reagan subieron al poder, los cinco males de los que hablaba Beveridge han vuelto a florecer mientras estos políticos, aferrados al dogma del mercado, dirigían la destrucción del estado del bienestar (y, en el caso de gran parte del Sur Global, contribuían a neutralizar todo intento por establecer servicios públicos allí donde más se necesitan).

Ahora está claro que los entes encargados de administrar los servicios públicos y los gobiernos locales, que son quienes toman las decisiones en la línea de frente de los servicios públicos, están en la práctica negando las pretensiones de las compañías privadas y sus adalides políticos. con su actuación, están reivindicando desde el pragmatismo una lectura de la ‘eficiencia’ que se basa en una lógica distinta de la de la práctica comercial privada. Esta lectura se fundamenta en la idea de que el concepto de ‘valor público’ –la satisfacción de necesidades sociales– constituye el principal criterio de la eficiencia en la gestión de los servicios públicos. este punto de inflexión nace de la experiencia cotidiana que atestigua el fracaso de los servicios prestados por el sector privado.

¿Cómo podemos fortalecer este abandono pragmático –y aún modesto– de la privatización y desafiar a las instituciones nacionales e inter- nacionales que siguen impulsando el proceso e imponiéndoselo a un público cada vez más descontento? ¿Y cómo puede este rechazo pragmático del mercado privado en el ámbito de los bienes públicos convertirse en una fuente de energía y creatividad, activando un proceso de mejora y ampliación de los servicios públicos para satisfacer las nuevas necesidades y deseos que han surgido en las últimas décadas? Estas son las preguntas que buscamos responder en este cuaderno.

Descargas

Ver también