We are building a better web presence. Visit our beta website to take part in a better experience which will replace the current site soon!

La lucha abierta de los sindicatos por la igualdad salarial en Canadá

21 Octubre 2015
La lucha de los sindicatos canadienses por la igualdad salarial es uno de los más destacados hitos en la defensa de la igualdad de los hombres y las mujeres en el trabajo.

El movimiento sindical internacional la considera un ejemplo de legislación y de mejores prácticas en la evaluación de puestos y remuneración laboral.

Sin embargo, los ataques que están recibiendo los trabajadores y trabajadoras canadienses en el ejercicio de su derecho a la negociación colectiva están poniendo en riesgo dichos avances.

Este año, el sindicato Alianza de la Función Pública de Canadá (PSAC) presentó ante la Comisión de Expertos en la Aplicación de Convenios y Recomendaciones de la OIT, comentarios a la implementación del Convenio Núm. 100 de la OIT por parte del gobierno federal de Canadá. Estamos ante un ejemplo de utilización del Mecanismo de Supervisión de la OIT para presionar a los gobiernos e intensificar la presión internacional en defensa de la negociación colectiva y la igualdad en el trabajo.

En Canadá, la igualdad salarial se considera un derecho humano desde 1977, consagrado por la Carta Canadiense de los Derechos y las Libertades. A pesar de esta protección, las mujeres y los sindicatos de Canadá continúan batallando por lograr que se materalice la igualdad de remuneración. PSAC lleva desde 1977 hasta hoy al frente de esta lucha.

Lamentablemente, sigue habiendo problemas que preocupan al movimiento sindical, como:

  • La Ley sobre la equidad de la remuneración en el Sector Público, que restringe el fondo y la aplicación de la igualdad salarial en los servicios públicos federales.
  • Justicia retardada…: no es suficiente con ganar una demanda por desigualdad salarial. Se han librado numerosas batallas muy largas para conseguir que las sentencias favorables se implementen por completo.
  • Necesitamos leyes proactivas que regulen la igualdad salarial, que incorporen a las mujeres y a los trabajadores y trabajadoras identificables racialmente, aborígenes y con alguna discapacidad. Las leyes deben incluir a todos los trabajadores y trabajadoras, independientemente de que su contrato sea a tiempo completo o parcial, temporario o eventual.
  • Barreras a la igualdad salarial: las organizaciones de la patronal han establecido un grupo de presión poderoso para retrasar la introducción de las leyes que mejoran la igualdad. La intransigencia de las empresas eleva una barrera en el camino  hacia la igualdad salarial en Canadá, a través de la legislación o de la negociación colectiva,
  • Negociación en peligro: La legislación del gobierno federal ha mermado la capacidad de PSAC de negociar cambios positivos a través de la negociación colectiva. En octubre de 2013, el Proyecto de Ley C-4 cambió el procedimiento de resolución de conflictos en la negociación de los convenios, litigios y resolución de reclamaciones. Estos cambios tuvieron profundas repercusiones para la capacidad de negociación efectiva de los sindicatos federales.

Los sindicatos canadienses continúan luchando por la igualdad salarial frente a todos estos obstáculos.

Ver también