We are building a better web presence. Visit our beta website to take part in a better experience which will replace the current site soon!

La Asamblea Mundial de la Salud adopta el plan de acción quinquenal “Trabajar en pro de la salud”

19 Septiembre 2017
World Health Assembly logo
La 70ª Asamblea Mundial de la Salud (AMS) discutió y aprobó Trabajar en pro de la salud: un plan de acción quinquenal para el empleo en el ámbito de la salud y el crecimiento económico inclusivo (2017-21), el 29 de mayo de 2017. El documento es un programa de trabajo intersectorial conjunto en el que participan la OMS, la OIT y la OCDE destinado a respaldar a los estados miembros para que apliquen de manera eficaz las recomendaciones de la Comisión de alto nivel sobre el empleo en el ámbito de la salud y el crecimiento económico.

Este acontecimiento ofrece la oportunidad de agilizar los avances hacia la cobertura sanitaria universal y el logro de los Objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible garantizando el acceso equitativo a personal médico en sistemas de salud reforzados.

En su resolución, la AMS subrayó “que el personal médico y social competente y motivado es un elemento integral de la construcción de los sistemas de salud robustos y resilientes”, así como la importancia de que se realicen inversiones adecuadas en la dotación de personal para atender las necesidades en lo que se refiere a la cobertura sanitaria universal y para desarrollar las capacidades básicas exigidas en el Reglamento Sanitario Internacional (2005), incluida la capacidad del personal médico nacional para garantizar la preparación y respuesta a las amenazas a la salud pública.

El proceso de la Comisión de alto nivel, del que derivó Trabajar en pro de la salud, fue histórico en sí mismo. Era la primera vez que diferentes agencias de las Naciones Unidas colaboraban hasta tal punto. Debería servir como referente para la cooperación y la asociación que se espera de los diferentes ministerios, departamentos y agencias en los estados miembros, así como de los gobiernos y los interlocutores sociales.

Un diálogo social tripartito concertado dentro y entre los países es la primera medida dentro de la pretendida trayectoria de cambio que dará lugar a una transformación y a una ampliación de la formación y las competencias del personal médico, así como a la creación de los empleos decentes necesarios para tener un personal de la salud sostenible a nivel mundial.

Habrá que generar un apoyo y un impulso político para la creación de un compromiso intersectorial en los niveles mundial, regional y nacional, y fortalecer los mecanismos para el diálogo social y el diálogo político. La ISP tiene un importante papel que desempeñar como actor no estatal fundamental en el sector de la salud.

Rosa Pavanelli, Secretaria General de la ISP, representó a los trabajadores y a los servicios públicos en la Comisión de Alto Nivel. La ISP también se comprometió a respaldar la puesta en práctica de las recomendaciones de la Comisión, que ahora se han sintetizado en el plan de acción quinquenal.

La ISP y sus afiliadas presionarán activamente a sus gobiernos y a los foros regionales de toma de decisiones, como parte de nuestra campaña mundial por el derecho humano a la salud, para que se comprometan plenamente con la ejecución del plan.

El personal médico es la columna vertebral de la prestación de la atención médica. La puesta en práctica del plan de acción quinquenal contribuirá a garantizar la consecución de la Estrategia Mundial de Recursos Humanos de la OMS y que se evite la escasez prevista de 18 millones de trabajadores de la salud en todo el mundo de aquí a 2030.

Ver también