We are building a better web presence. Visit our beta website to take part in a better experience which will replace the current site soon!

Las voces de los vivos y los muertos lloran por justicia en Guatemala

Marzo 29, 2013
Dos mujeres sindicalistas, Santa Alvarado, miembra del SNTSG afiliada a la PSI, y Kira Zulueta Enriquez Mena, han sido brutalmente asesinadas en dos incidentes separados en Guatemala. Esos incidentes siguen el asesinato de Carlos Hernández Mendoza, dirigente sindical de SNTSG, asesinado a las 8:30 horas, el 8 de marzo de 2013, por dos hombres en una motocicleta. Otros cinco miembros de SNTSG fueron asesinados en el último año, al igual de muchos activistas de la sociedad civil, incluyendo activistas de la reforma agraria y de derechos indígenas.

Esta campaña ya está cerrada.

El 21 de marzo, aproximadamente a las 18:30 horas, Santa Alvarado, 45 años, terminó su turno de trabajo en la cocina del Hospital Nacional de Totonicapán. Momentos después de que su marido la cogió, su vehículo fue interceptado por hombres armados y enmascarados. El esposo fue amenazado y expulsado del vehículo. El coche fue encontrado más tarde y Alvarado fue descubierto adentro, estrangulada hasta la muerte. Ella deja dos niños pequeños. Alvarado era miembra del Sindicato de Trabajadores de la Salud Nacional de Trabajadores de Guatemala (SNTSG), que está afiliado a la PSI. Este incidente sigue el asesinato de Carlos Hernández Mendoza, miembro ejecutivo de SNTSG, el 8 de marzo de 2013. Otros cinco miembros de SNTSG fueron asesinados en el último año.

También se nos enteremos que Kira Zulueta Enriquez Mena, Secretaria General del Sindicato de Trabajadores Municipales de Nueva Concepción del departamento de Escuintla, fue asesinado en la biblioteca donde trabajaba el 22 de marzo.

En una carta de protesta al presidente actual de Guatemala (y ex-jefe del ejército), Rosa Pavanelli dice: "Creemos que las violaciones horribles de los derechos humanos y los convenios internacionales del trabajo en Guatemala proporcionan motivos para la suspensión del Acuerdo de Asociación entre Centroamerica y la Unión Europea (AACUE), particularmente en lo que se refiere al Sistema General de Preferencias de la UU.EE. Estamos tomando esta demanda a los miembros del Parlamento de la UU.EE.".

Y ella añade: "Una campaña brutal de asesinatos e intimidación se lleva a cabo en contra de nuestros miembros y, en sus nombres, exigimos justicia. Les pedimos que tomen medidas inmediatas para evitar más muertes y poner fin a esta sangrienta campaña contra los sindicalistas que trae tal vergüenza a Guatemala".

15 de marzo 2013

Hernández fue un líder sindical de inspiración y activista de derechos humanos, que participaba en una amplia gama de organizaciones sociales. Hernández estaba en la junta directiva del SNTSG, y el Frente Nacional de Lucha (Frente Nacional de Lucha - FNL). Él era un miembro destacado de varios grupos de la sociedad civil, incluidas la Asociación Campesina Camoteca, la Coordinación Campesina Nuevo Día, y de otras agrupaciones populares, como la Coordinadora de Organizaciones Populares, Indígenas, Iglesias, Sindicales y Campesinas de Oriente - COPISCO.

El 21 de febrero, Hernández fue amenazado de muerte por teléfono, tras una reunión en la que se había manifestado en contra de la deforestación en la región. Dos miembros de la Coordinadora Campesina Nuevo Día, quienes también recibieron amenazas este día, sienten mucho temor por sus vidas. La ISP ha pedido al gobierno de Guatemala garantizar su seguridad.

En una carta de protesta al presidente actual de Guatemala (y ex jefe del ejército en ese país), Pavanelli dice: " la ISP condena el asesinato de Hernández y cualquier otro acto que viole el derecho de las y los trabajadores a la libertad sindical, o de otra manera continuará el duelo de compañeros y compañeras sindicalistas y sus familias en Guatemala . Exigimos a las autoridades guatemaltecas llevar a cabo investigaciones inmediatas para detener y condenar a los responsables de este asesinato, así como las amenazas relacionadas con otros activistas."

Pavanelli dice: "La ISP afirma nuestro apoyo a la iniciativa de nuestro afiliado el SNTSG para crear un observatorio para el seguimiento de la violación de los derechos humanos y laborales en Guatemala. Vamos a seguir denunciando estos crímenes a nivel internacional, y exigir una acción eficaz contra la impunidad.
"Creemos que las violaciones de los derechos humanos y los convenios internacionales de trabajo en Guatemala son argumentos para la suspensión del Acuerdo de la Unión Europea y Centroamerica (AACUE), particularmente en lo que respecta al Sistema General de Preferencias y la disposición especial de estímulo del desarrollo sostenible y la gobernanza, conocido como SGP +."

Los miembros del SNTSG en el último año han sido objeto de una campaña de asesinatos. El sindicato ha expuesto la mala gestión de las instalaciones de salud pública del país y presentó una queja oficial contra el anterior Ministro de Salud, acusándolo de corrupción. El 24 de marzo de 2012, cuatro sindicalistas fueron asesinados, incluyendo a Luis Ovidio Ortiz Cajas miembro ejecutivo del SNTSG. El 7 de agosto de 2012, Ricardo Morataya Lemus, asesor laboral del SNTSG, fue asesinado y Melvy Lizeth Camey Rojas, Secretaria General del Departamento de Santa Rosa, recibió dos disparos.

Pavanelli dice: "Nosotros nos preguntamos - ¿cuántos sindicalistas más morirán antes de que se tome una acción seria? Exigimos que los líderes guatemaltecos y europeos tomen medidas inmediatas para poner fin a toda violencia contra los sindicatos y sus miembros en Guatemala, y para garantizar sus derechos en virtud del derecho internacional para que sean respetados. No puede haber más comercio, sin justicia para las y los trabajadores y sus comunidades en Guatemala."

Ver también