We are building a better web presence. Visit our beta website to take part in a better experience which will replace the current site soon!

El personal auxiliar de la educación es una mano de obra invisible y esto tiene que cambiar

19 Noviembre 2015
Me llamo Jon Richards. Soy Secretario Nacional de Educación y Servicios a la Infancia del sindicato UNISON, el mayor sindicato educativo del Reino Unido, representante de 350 000 empleados y empleadas auxiliares en el sector de la educación primaria, secundaria, universidades y otros servicios educativos.

Me ocupo de supervisar la política educativa y la negociación y de cumplir los mandatos de nuestros miembros y sus representantes.

Represento a UNISON en el Foro de la Educación y la Alianza por la Ciencia de la Confederación Británica de Sindicatos (TUC).

Soy miembro del Foro Nacional de Educación del Ministerio de Educación del Gobierno Británico.

Además, represento a la Federación Sindical Europea de Servicios Públicos (FSESP) de la ISP en el Diálogo Social Sectorial Europeo por la Educación (DSSEE).

Nací en Lichfield, Staffordshire, Reino Unido y fui a las escuelas locales antes de venir a estudiar geología al Kings College, en la Universidad de Londres. La mía es la primera generación de mi familia que va a la universidad. Procedo de una familia de granjeros desde hace generaciones.

UNISON respaldó la moción para el establecimiento de la Red de la ISP de Personal Auxiliar de la Educación y la Cultura (ESCW). Sabemos que se trata de un paso importante para elevar el perfil de esta mano de obra invisible en todo el mundo. En el Reino Unido, cuando alguien piensa en una escuela, en un instituto, en una universidad, sólo ve docentes o catedráticos. Sin embargo, la mitad de la mano de obra de las instituciones educativas la conforma el personal auxiliar, sin el cual los centros educativos no estarían limpios, los estudiantes no serían alimentados y no se completarían tareas administrativas básicas. La labor de nuestros miembros de apoyo a los docentes en su labor de enseñanza y de atención a estudiantes con necesidades especiales pasa con frecuencia desapercibida. Esto tiene que cambiar y los gobiernos, empleadores y comunidades deberían comprender y valorar la función vital que desempeñan nuestros miembros.

 Dado que la nuestra es una mano de obra invisible, vemos que trabajan por salarios bajos, en condiciones laborales deficientes y con una formación mínima. La labor de nuestros miembros es blanco de subcontratación y privatización, y está mermando la calidad de vida de nuestros miembros y destruyendo sus empleos, todo supuestamente en nombre de la eficiencia, aunque en realidad es el nombre de los beneficios.

Espero que la red ESCW acabe siendo más que una mera organización de solidaridad. Necesitamos aprender mutuamente, compartir estrategias e ideas; celebrar nuestros avances y aprender de nuestras derrotas.

 Quiero que mi contribución a la ESCW sea positiva. En los últimos años, UNISON ha aumentado su número de miembros en el sector educativo, sobre todo en los colegios. Trabajamos para mejorar nuestros servicios a los miembros y nos movilizamos para defender a los miembros que necesitan ayuda. También intentamos ofrecer servicios profesionales de apoyo a los trabajadores y trabajadoras, como nuestra página web Skills for Schools, www.skillsforschools.org.uk, nuestra guía de carreras, formación y desarrollo en las escuelas.

Espero poder contribuir con nuestras experiencias y también aprender de los demás para así mejorar. A la postre, a todos nos interesa enriquecer la experiencia del aprendizaje y las aptitudes de los estudiantes en todo el mundo. Pero no podremos alcanzar este objetivo sin una fuerza laboral educativa mejor formada, motivada y recompensada.

Ver también