We are building a better web presence. Visit our beta website to take part in a better experience which will replace the current site soon!

El nuevo 'Bahamas leaks' destapa la envenenada puerta giratoria entre las grandes empresas y la política

29 Septiembre 2016

The Bahamas Leaks : Big Business, Big Money and Big Politicians shouldn't mix!

Políticos de primer orden y directivos de empresas de toda Europa aparecen en la nueva entrega de filtraciones de índole fiscal, esta vez desde las Bahamas, un conocido paraíso fiscal.
 Neelie Kroes, excomisaria europea de la Competencia, está en el punto de mira por no haber revelado que administraba una compañía opaca radicada en Bahamas, incumpliendo flagrantemente el Código de Conducta de la Comisión de la UE.
 Kroes ha ocupado varios cargos prominentes en compañías multinacionales, antes y después de su paso por la Comisión, como el Bank of America Merrill Lynch, uno de los principales protagonistas de la crisis financiera mundial de 2008, además de McDonald's Países Bajos.

Un reciente informe elaborado por la PSI/EPSU revela que McDonald's utiliza una agresiva estrategia de elusión fiscal para evitar pagar, cada año, cientos de millones de dólares en impuestos, despojando las arcas de los gobiernos de los fondos necesarios para financiar los servicios públicos de calidad.

 “Conociendo el expediente fiscal de McDonalds, no nos sorprende encontrar a uno de los antiguos miembros de su Junta de Administración en la lista de esta nueva filtración, pero que se trate de una Comisaria de la UE resulta, simplemente, inaceptable. Subraya la necesidad de acabar con las envenenadas puertas giratorias que conectan a las grandes compañías y a la política y de tomar medidas contundentes para abordar la elusión fiscal de las grandes fortunas y de las multinacionales”, afirma Rosa Pavanelli.

En un artículo publicado el mes pasado, Kroes afirma que perseguir a compañías como Apple por eludir impuestos “sería injusto y perjudicaría la competencia, el crecimiento y la recaudación fiscal en Europa”.

Una reciente publicación de la Comisión revela que el tipo efectivo del impuesto de sociedades abonado por Apple en una de sus filiales irlandesas no superó el 0.005% de sus beneficios en 2014, es decir, pagó apenas 50 euros por cada millón de euros de beneficio. Durante su cargo como Comisaria, Kroes defendió con contundencia a Uber (que también hace uso dudosas tácticas fiscales), diciendo: “La fuerza perturbadora de la tecnología es algo positivo en general. Elimina algunos empleos y transforma otros”. Kroes trabaja hoy como asesora retribuida para UBER.

El historial de Kroes en empresas multinacionales ya suscitó dudas durante su mandato como Comisaria de la Competencia. Un comentarista dijo que “Kroes ya era muy conocida por su mano abierta con las compañías estadounidenses y algunas de sus prácticas en Europa”. Incluso el Wall Street Journal destacó que “los funcionarios de la UE reconocen que jamás tuvieron una candidata a la Comisión con tantos lazos empresariales, y posibles conflictos”.

Kroes no es la primera responsable de la UE envuelta en un escándalo por conflictos de interés. El anterior Presidente de la Comisión Europea, José Manuel barroso, fue recientemente objeto de críticas por aceptar la Presidencia no ejecutiva de Goldman Sachs, el banco de inversiones radicado en Londres, apenas tres años después de finalizar su carrera política. La Defensora del Pueblo, Emily Oreilly, instó a las instituciones europeas a adoptar “medidas ejemplares contundentes” contra Barroso, por esta decisión.

En 2015, la Unión Europea incluyó a Bahamas y otros 30 países en una lista de paraísos fiscales reacios a cooperar. En la actualidad hay 223.000 millones de dólares depositados en bancos de las Bahamas: 26 veces el PIB del país. En los próximos días se esperan nuevas revelaciones de los “papeles de Bahamas”.

La ISP aplaude la firmeza de la Comisión Europea hacia las multinacionales que eluden el pago de impuestos, como Apple, y reclama más medidas que impidan que asuman cargos políticos los altos cargos de empresas, evasores fiscales y personas con dudosos lazos con las grandes compañías.

 

Ver también