We are building a better web presence. Visit our beta website to take part in a better experience which will replace the current site soon!

El derecho humano a la salud y el Pacto Mundial sobre Migración

19 Septiembre 2017
Genevieve Gencianos addresses the Global Compact on Migration
En 2016, el Secretario General de las Naciones Unidas convocó una cumbre de alto nivel sobre los grandes desplazamientos de refugiados y migrantes. Ésta surgió como respuesta a los niveles sin precedentes de desplazamientos forzosos en las zonas asoladas por la guerra en África, Asia y Oriente Medio, en particular en Siria, que llevó a millones de migrantes y refugiados a cruzar las fronteras y dirigirse hacia los países vecinos y más allá.

La Cumbre adoptó la Declaración de Nueva York para los Refugiados y los Migrantes 2016, que obliga a la Organización de las Naciones Unidas a forjar un Pacto Mundial sobre Migración y un Pacto Mundial sobre los Refugiados en 2018.

A lo largo de 2017 se están celebrando consultas temáticas, regionales y nacionales sobre el Pacto Mundial sobre Migración, que culminarán en una reunión de evaluación que se celebrará en México en el mes de diciembre. A principios de 2018 se iniciarán las negociaciones para la elaboración del borrador preliminar, y el documento final del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular, junto con el Pacto Mundial sobre los Refugiados, se aprobará en una conferencia de alto nivel que tendrá lugar durante la Asamblea General de las Naciones Unidas en el último trimestre de 2018.

La Internacional de Servicios Públicos participa en estas consultas y trabaja junto a otras federaciones sindicales mundiales y aliados de la sociedad civil. El mensaje fundamental que transmitimos a los estados es que concedan al marco normativo basado en los derechos humanos un lugar primordial en los Pactos Mundiales. Este marco debería abarcar el carácter multidimensional de la migración y abordar desde las causas y razones profundas hasta las repercusiones y la gobernanza de la migración.

En este marco, la ISP está presionando para que los migrantes y refugiados puedan disfrutar de su derecho humano a la salud, en base al principio de igualdad de trato y no discriminación. En la Declaración de Nueva York, los estados se comprometieron a tomar “medidas para mejorar su integración e inclusión, según proceda, teniendo en cuenta en particular el acceso a la atención de la salud”. Sin embargo, en las consultas temáticas globales organizadas este año en torno al Pacto Mundial, ninguno de los temas trataba de la salud.

En respuesta a ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS), junto con una serie de estados, están ejerciendo presión para dar más notoriedad al derecho a la salud de los migrantes en el Pacto Mundial. Celebraron un evento paralelo sobre Salud y migración: desafíos mundiales, responsabilidades compartidas y soluciones compartidas durante la Tercera Consulta Temática sobre el Pacto Mundial sobre Migración que tuvo lugar en Ginebra en el mes de junio.

En mayo de 2017, la 70ª Asamblea Mundial de la Salud respaldó la resolución “Promoción de la salud de los refugiados y los migrantes”. La resolución reiteró el unánime consenso entre los estados miembros de la OMS de que la salud se incluya en los Pactos Mundiales. También proporcionó apoyo al proyecto de marco de prioridades y principios rectores para promover la salud de los refugiados y los migrantes de la OMS, a la identificación y recopilación de buenas prácticas y a la presión ejercida para la cooperación internacional y reparto de responsabilidades entre los países para dar respuesta a las necesidades médicas de los migrantes y refugiados. Con el fin de que se incorpore la salud, el secretariado de la OMS aporta sus contribuciones a las cuestiones relacionadas con la salud en las notas informativas de las seis consultas temáticas.

Durante la primera consulta temática sobre los derechos humanos de los migrantes, celebrada en el mes de mayo, el acceso de los migrantes a los servicios básicos, especialmente de la salud, ocuparon un lugar destacado en los debates y las intervenciones de los estados. Se reconoció también la función que desempeñan las ciudades y las autoridades locales a la hora de prestar estos servicios. Una de las recomendaciones prácticas que se formularon fue establecer un “cortafuegos” entre las medidas de control de la inmigración y el acceso a los servicios públicos. La intervención de la ISP en la consulta contenía este punto decisivo.

Por otra parte, la ISP forma parte de la Iniciativa relativa a los Derechos del Niño, que consiste en una cooperación mundial entre importantes organizaciones internacionales y de la sociedad civil y defiende los derechos de los niños en los Pactos Mundiales. Entre las recomendaciones clave de la iniciativa se encuentra el acceso de los niños migrantes y refugiados a los servicios básicos, especialmente a la salud y la educación.

En definitiva, las consultas están en marcha para forjar un Pacto Mundial sobre Migración y un Pacto Mundial sobre los Refugiados, y tenemos que promover el reconocimiento explícito del derecho a la salud de los migrantes y refugiados. Las consultas regionales y nacionales sobre el Pacto Mundial sobre Migración tendrán lugar en los próximos meses hasta noviembre. Es importante que las afiliadas no dejen pasar esta oportunidad e impliquen a sus gobiernos en la promoción del derecho a la salud para los migrantes y refugiados, y que exijan el derecho humano a la salud para todos.

También se recomienda a las afiliadas que envíen propuestas en línea a la OMS para el desarrollo de un proyecto de plan de acción mundial destinado a promover la salud de los refugiados y migrantes, antes del 22 de septiembre de 2017.

Si desean más información, pueden consultar los siguientes enlaces:

Ver también