We are building a better web presence. Visit our beta website to take part in a better experience which will replace the current site soon!

Día de Acción Global por el Derecho de huelga el 18 de febrero 2015

19 Diciembre 2014
SEIU, US. Photo: Carrie Sloan, Creative Commons
En la Organización Internacional del Trabajo, el conflicto sobre el derecho de huelga y la crisis del mecanismo de control de la OIT persiste, y esto es de gran preocupación para el ISP y sus afiliadas.

Con demasiada frecuencia, el derecho de huelga es negado a los trabajadores del sector público, debido a las amplias definiciones de los servicios esenciales y limitaciones a la negociación colectiva o el derecho a organizarse, mientras que algunos gobiernos  comprometen violaciónes de los derechos humanos y fundamentales de los trabajadores. Los sindicatos han hecho uso de los mecanismos de control de la OIT para combatir tales violaciónes, proteger a los trabajadores y construir un movimiento sindical fuerte. En marzo de 2015, el Consejo de Administración de la OIT tiene que tomar una decisión sobre la resolución de este conflicto que ha tenido un efecto negativo en el mecanismo de control de la OIT desde el año 2012. Si no se alcanza un acuerdo, la ISP apoya la remisión a la Corte Internacional de Justicia para dar una opinión consultiva sobre la cuestión, según lo previsto en la Constitución de la OIT.

Este conflicto no puede permanecer dentro de las paredes de la Organización Internacional del Trabajo y es una preocupación para todos los trabajadores. Sin el derecho a la huelga, los sindicatos y los trabajadores no tienen medios para luchar por sus derechos. Cien años después del comienzo de la Primera Guerra Mundial, el mundo está de nuevo en llamas con conflictos regionales y nacionales que amenazan la paz mundial. A raíz de la primera guerra mundial, la OIT fue creada para garantizar la justicia social y su misión es más relevante que nunca. También hay un vínculo directo entre el conflicto en la OIT con las negociaciones sobre el libre comercio que dan preferencia a los intereses de las empresas multinacionales. Las cláusulas laborales que se refieren a las normas de la OIT no son garantía para el respeto de los derechos de los trabajadores, si la autoridad de la OIT sigue siendo socavado. Las políticas de austeridad y programas de ajuste estructural también tienen como objetivo destruir los mecanismos de negociación colectiva y los convenios. La crisis de la OIT debe verse en este contexto.

En el Consejo General de la CSI se adoptó una resolución que llama a un Día de Acción Global el 18 de febrero.

PSI llama a sus afiliados a participar en el Día de Acción Mundial, en cooperación con la CSI y otros sindicatos globales para defender y promover el derecho a la huelga.

Para más información:

Ver también