We are building a better web presence. Visit our beta website to take part in a better experience which will replace the current site soon!

Congo: ¡unir a los sindicatos!

20 Octubre 2016
Photo: EC/ECHO - Jean-Louis Mossec. Creative Commons
La población congoleña no tiene acceso a un sistema de salud de calidad, ya que las estructuras sanitarias se encuentran en un estado avanzado de deterioro, sobre todo en las provincias. Los proveedores de servicios sanitarios no son formados de forma adecuada ni continua para reforzar sus capacidades y mejorar sus conocimientos sobre la enfermedad. [Este artículo es un extracto de la actualización de 2016 "Prioridades de la ISP en materia de salud y respuesta sindical a la enfermedad por el virus del Ébola”]

La última evaluación, encargada por la ISP en 2012, reveló que los profesionales sanitarios de la República Democrática del Congo (RDC) trabajan en circunstancias especialmente malas, caracterizada por una necesidad creciente de equipos de protección, lo que deja a los trabajadores expuestos a infecciones y al riesgo de muerte debido a la aparición de diversas epidemias, como ETS/VIH-sida y la enfermedad por el virus del Ébola.

Debido al aislamiento de las regiones más remotas, el virus del Ébola no puede propagarse con la misma facilidad que en la región de África Occidental, por lo que no parece atraer la misma atención internacional, pero sigue reapareciendo y es tan mortífero y contagioso como en otras partes. Durante los últimos años, la RDC ha experimentado varias apariciones de casos mortales de la enfermedad por el virus del Ébola, lo que llevó a una gran número de víctimas entre la población y también entre los trabajadores sanitarios por la falta de equipos decentes de protección. Además, el personal de enfermería, sobre todo en las provincias de Kivu del Norte y del Sur, Orientale y Equateur, donde vuelve a surgir constantemente el conflicto armado, a menudo se enfrenta a violencia en el trabajo. No solo no se protege a los profesionales sanitarios, sino que el Estado nunca ha compensado ni se ha ocupado de las familias de las víctimas fallecidas a causa del virus.

La RDC nunca ha ratificado el Convenio núm. 149 sobre el empleo y condiciones de trabajo y de vida del personal de enfermería ni el Convenio núm. 151 sobre la protección del derecho de sindicación y los procedimientos para determinar las condiciones de empleo en la administración pública de la OIT. La situación del sector de la salud no responde a las necesidades de las actividades que se deben organizar para la población. La RDC es un país con una propensión muy elevada a las epidemias y solo alrededor del 5% del presupuesto general se destina a la salud.

Además, los recursos asignados a las instalaciones sanitarias se gestionan mal, si es que llegan a las instalaciones. En estas circunstancias, las estructuras sanitarias no pueden ofrecer una cobertura universal y protección ante crisis sanitarias como el ébola y el VIH-sida.

Solidarité Syndicale Infirmiers du Congo (SOLSICO), sindicato afiliado a la ISP que representa al personal de enfermería, está afrontando el desafío y participando en la estrategia de respuesta al ébola. Un primer desafío importante es el panorama sindical disperso de la RDC. Solo los médicos, que tienen una condición específica, participan en la elaboración de políticas. Los sindicatos de personal sanitario y de enfermería nunca han participado en el proceso de toma de decisiones sobre la preparación para afrontar las crisis ni en la reforma de las estructuras sanitarias congoleñas. Esto provoca una gran frustración y aumenta la disparidad entre las diferentes categorías profesionales del sector de la salud. SOLSICO ahora intenta reunir a los distintos sindicatos de la salud para mejorar la colaboración.

Sin embargo, SOLSICO no limita sus actividades al entorno sindical y se ha puesto en contacto con diferentes actores de la sociedad civil para intentar crear una gran red de apoyo con el fin de obtener mejoras en el sector de la salud, aumentar el presupuesto destinado a la salud y conseguir la ratificación y aplicación de los convenios de la OIT relacionados con las condiciones de trabajo y de vida del personal sanitario. Esta red debe poder ocupar su lugar en las consultas y el proceso de toma de decisiones sobre la erradicación de la EVE, la prevención de crisis y cuestiones de salud generales.

Para prepararse, SOLSICO colabora con el Ghanaian Health Service Workers Union (HSWU) para que le dé consejos para una colaboración sindical fructífera y la coordinación de campañas conjuntas a largo plazo

En esta publicación:

Para saber más:

Ver también