We are building a better web presence. Visit our beta website to take part in a better experience which will replace the current site soon!

Afiliadas de la ISP en Chile rechazan el asesinato de joven mapuche por la policía

16 Noviembre 2018
Camilo Catrillanca, 24 años, falleció tras ser herido de bala el 14 de noviembre en una operación del Grupo Táctico de Carabineros, conocido como “Comando Jungla”, en la comunidad de Temucuicui, región Auracanía, sur del país.

Afiliadas de la Internacional de Servicios Públicos en Chile (ISP) expresaron su profundo rechazo al asesinato el 14 de noviembre de Camilo Catrillanca, joven mapuche de 24 años. Él fue herido de bala por el Grupo Táctico de Carabineros, conocido como “Comando Jungla”, en una operación represiva en la comunidad mapuche de Temucuicui, en la región de Araucanía, en el sur del país.

De acuerdo con el gobierno del presidente Sebastián Piñera, Catrillanca fue baleado en un fuego cruzado en el momento en el que las fuerzas policías realizaban una persecución a un grupo de atracadores.

Sin embargo, según un comunicado firmado por Sandra Marín Cheuquelaf, presidenta Regional de la Asociación Nacional de Empleados Fiscales en Araucanía y representante del Cono Sur en el Comité ISP Interaméricas de Combate al Racismo y la Xenofobia:

“(…) la versión entregada por la comunidad señala que Camilo Catrillanca no estaba en enfrentamiento alguno, tampoco venia arrancando, sino que venía de realizar trabajos comunitarios en un tractor cuando se encontró en los caminos interiores de la comunidad con la Policía Militarizada, quienes le dispararon por la espalda sin mediar provocación alguna, recibiendo 3 balazos en su cabeza.”

Al final del comunicado, Cheuquelaf destaca:

“Rechazamos tajantemente esta nueva violación sobre los derechos humanos del pueblo mapuche que hoy cobra una nueva víctima; no obstante, en años anteriores, la política represiva impulsada por el Estado chileno a través de los sucesivos gobiernos post dictadura, tiene a su haber a otros muertos como Alex Lemun, Matías Catrileo y Jaime Mendoza Collío.”

En una nota difundida por la ANEF nacional, firmada por su secretario general José Pérez Debelli y su presidente Carlos Insunza Rojas, la organización sindical condena que en democracia se sigan utilizando métodos represivos militarizados, sin control de las autoridades civiles y con uso desmedido de la fuerza:

“Es inaceptable que tareas policiales, de persecución de la delincuencia, sean desarrolladas haciendo uso de armamento de guerra y con autorización del uso letal de las mismas. Era sólo cuestión de tiempo para que el denominado ‘Comando Jungla’, aparato militar cuyo rol no es claro para la ciudadanía, se viera involucrado en una acción con consecuencias tan lamentables.”

(…)

La Agrupación Nacional de Empleados Fiscales – ANEF –, manifiesta su profundo dolor por la muerte de Matías Catrillanca, y tajante condena a estos hechos de los que responsabiliza al Gobierno de Sebastián Piñera, por mantener una estrategia de guerra respecto de un conflicto social, cultural y territorial, avalando el uso desmedido de la fuerza por parte de los cuerpos de orden y seguridad.”

Semejante comunicado fue emitido por la Federación Nacional de Profesionales Universitarios de los Servicios de Salud (FENPRUSS):

“Como confederación nos resulta indignante comprobar que nuevamente el estado se empeña en abordar un problema de carácter político, bajo la lógica de la seguridad pública, insistiendo en recurrir a la violación sistemática de los Derechos Humanos de los pueblos originarios del país gracias a la acción descontrolada y desregulada de las policías conducidas por el ministerio del interior, en esta misma línea como jóvenes con conciencia de clase pertenecientes a la Confederación de trabajadores profesionales de los servicio de salud rechazamos categóricamente no solamente estos hechos de violencia que afectan a la Araucanía y en especial al pueblo Mapuche y cuyo resultado han sido siempre Jóvenes del Pueblo Mapuche, sino que también rechazamos la lógica punitiva, colonial y racista  de abordar un conflicto de carácter político que supera con creces al propio Estado de Chile.”

La Confederación Nacional de la Salud Municipal (CONFUSAM), por su vez, pronunció sobre el tema a través de su página en el Facebook.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ver también